Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

* CHEMIN SCABREUX

 "Le chemin est un peu scabreux

    quoiqu'il paraisse assez beau" 

                                        Voltaire 

VISITEURS

compteur

Publié par VERICUETOS

  Foto 25.Paul Verlaine

Paul Verlaine

 

Paul Verlaine está en la primera fila de la poesía francesa de todos los tiempos, por la calidad de su poesía y también porque en lo social fue un personaje de ruptura. El siglo XIX, siglo borrascoso en todos los planos donde nada quedó a salvo de ser cuestionado, Paul Marie Verlaine estuvo a la vanguardia en la trasgresión de los comportamientos sociales. Ejemplo de ello es el hecho de haber cambiado a su esposa e hijo, de manera pública y escandalosa, por un joven y bello poeta provinciano llegado a la capital, que posteriormente subiría a los estrados de la fama, con quien se fugó para Inglaterra donde seguirían historias aún más escabrosas. En lo literario su camino es muy interesante, presenta un recorrido por varias corrientes poéticas. Se inició como parnasiano. Luego sería simbolista y terminaría como jefe de los Decadentista; Precisamente Henri Beauclair y Gabriel Vicaire, fueron los encargados de consagrarlo en un festejo como su figura máxima en 1885.

Nació en Metz el 30 de marzo de 1844 y murió en París el 8 de enero de 1896. Hijo de un Capitán del ejército y de una ama de casa. Después de la muerte de su padre se instala en París con su madre. A partir de 1866 se le ve en los cafés visitados por los intelectuales y en los salones literarios. En El Parnaso contemporáneo publica los Poèmes saturniens y luego producirá una abultada obra.

En 1871 toma partido por la Comuna. Trabajaba en la Alcaldía de París y se encuentra entre los empleados que se negó a seguir las órdenes de Adolphe Thiers de trasladarse a Versalles para seguir laborando bajo las instrucciones de su gobierno. Él sigue trabajando en la Alcaldía bajo orientaciones revolucionarias, conducta que lo lleva a ser incluido en la lista negra de Versalles, y en consecuencia perseguido, obligándolo a abandonar París y refugiarse en la provincia en el campo en la casa de sus familiares. Él conservó un gran aprecio por todos los intelectuales y escritores comuneros. Reproduzco un poema dedicado a Louise Michel:

 

 

Ballade en honneur de Louise Michel 

 
 

Madame et Pauline Roland

Charlotte, Théroigne, Lucile,

Presque Jeanne d’Arc, étoilant

Le front de la foule imbécile.

Nom des cieux, cœur divin qu’existe :

Cette espèce de moins que rien

France bourgeoise au dos facile

Louise Michel est très bien

 

Elle aime le Pauvre âpre et franc

Ou timide, elle est la faucille

Dans le blé mûr pour le pain blanc

Du pauvre, et la sainte Cécile,

Et la Muse rauque et gracile

Du pauvre, et son ange gardien

À ce simple ; à cet imbécile

Louise Michel est très bien

 

Gouvernements et mal talent,

Mégathérium ou bacille,

Soldat brut, robin insolent, 

Ou quelque compromis fragile.

Tout cela son courroux chrétien

L’écrase d’un mépris agile

Louise Michel est très bien

 

Envoi

 

Citoyenne ! Votre évangile

On meurt pour ! C’est l’Honneur ! Et bien

Loin des Taxil et des Bazile

Louise Michel est très bien.

                                       Paul Verlaine

 

 

Balada en honor de Louise Michel

 

 

Señora y Pauline Roland

Charlotte, Théroigne, Lucile,

Casi Juana de Arco, estrellando

El frente de la multitud imbécil

Nombre de cielos, corazón divino que existe,

Este pedazo es menos que nada

Francia burguesa de lomo fácil

Louise Michel eres excelente

 

Ella ama al Pobre áspero y sincero

O tímido, ella es la hoz

En el trigo maduro para el pan blanco

Del pobre, y la santa Cecilia,

Y la musa rauca y grácil

Del pobre, y su ángel guardián

A esta simple; a esta imbécil

Louise Michel eres excelente

 

Gobiernos y mal talento,

Megaterio o bacilo,

Soldado bruto, magistrado insolente,

O algún compromiso frágil.

Todo eso es cólera cristiana

La trituran con un desprecio ágil

Louise Michel eres excelente

 

Envío

 

¡Ciudadano! ¡Vuestro evangelio!

¡Se muere por! ¡Es el Honor! Y bien

Lejos de los Taxil y de los Bazile

Louise Michel eres excelente

 

                                     Paul Verlaine

 

 

Foto 26.Charles Baudelaire

                                                     Charles Pierre Baudelaire

 

 

Baudelaire es un poeta comunero que con Rimbaud y Verlaine, son los más populares en toda Latinoamérica de esos tiempos de convulsión social en París. Nació en París el 9 de abril de 1821 y murió en el mismo lugar el 31 de agosto de 1867. No obstante de no haber vivido la Comuna del 71, sí fue un combatiente en las barricadas del 48, y una pluma beligerante al lado del proletariado. Fundó la gaceta Le salud public. El 15 de julio del 48 editaráLa liberté de penser. Militó contra Napoléon III en compañía de Gustave Flaubert y Victor Hugo. Como he anotado anteriormente, Baudelaire, también fue perseguido por su producción poética. El libro Las flores del mal le produjo muchos sinsabores, comenzando porque fue llevado a los tribunales, y la prensa tradicional y conservadora lo vituperó hasta lo indecible. El 5 de julio de 1857, en las columnas de Le Figaro, Gustave Bourdin, con extremada virulencia se expresaba así:

 

« Il y a des moments où l’on doute de l’état mental de M. Baudelaire, il y en a où l’on n’en doute plus ; - c’est, la plupart du temps, la répétition monotone et préméditée des mêmes choses, des mêmes pensées. L’odieux y côtoie l’ignoble ; le repoussant s’y allie a l’infect… »

“Hay momentos en que uno duda del estado mental del señor Baudelaire, y hay otros en que no se duda más; - es la mayor parte del tiempo, la repetición monótona y premeditación de las mismas cosas, de los mismos pensamientos. Lo odioso al lado de lo innoble; lo empujan aliado a lo pestilente…”

 

En otra parte de este trabajo hablo de la condena de que fue objeto Las flores del mal. El tribunal ordenó cercenarla, mejor sería decir mutilarla, y así se publicó durante un siglo; a pesar de todos los intentos jurídicos hechos para absolverla. Sólo hasta 1946, cuando la Société des Gens de Lettres logró la revisión de la norma sobre el ultraje a la moral pública y a las buenas costumbres, arma enfilada contra el libro, se logró un fallo favorable. Es entonces cuando decide ese mismo año la citada Sociedad, interponer recurso de revisión ante la cámara criminal de la corte de casación, para Las flores del mal. Finalmente el 31 de mayo de 1949, la alta institución de justicia emitió fallo absolutorio. Desde entonces la obra se edita completa. Esto de completa entre paréntesis, porque a un año largo de la muerte de Baudelaire, en 1869, se hizo una edición póstuma, compilada por Asselineau y Théodore de Bandeville. El editor Michel Levy adquirió por mil setecientos cincuenta francos la tercera edición de Las flores del mal que preparaba el mismo Baudelaire acompañada de once piezas intercaladas, las cuales no se sabe cómo desaparecieron; todo lo que se puede afirmar es que se esfumaron con el autor. De este poeta, dirían los comuneros de 1871 “fue uno de los nuestros”.

 

 

Foto 26 Eugène Pottier

                                                                      Eugène Pottier


Eugène Pottier encarna el concepto de lo que es un artista proletario en el sentido de que nunca tuvo más allá de su fuerza de trabajo otro como medio de subsistencia. En el aspecto creativo su obra refleja el sentir, y milita en los intereses de los pobres del mundo, debido a que el vigor de sus poemas y de sus cantos hicieron trisas las fronteras de Francia, su suelo natal, y aún hoy son el eco del grito rebelde de los que nada tienen. Uno de sus mayores poemas se convirtió en canción, luego en un himno de la clase obrera y finalmente canto nacional de algunos países de lo que se conoció como “el bloque socialista”. La Internacional, fue escrita en junio de 1871, después de haber pasado algunos días de la “Semana Sangrienta”. Lillois Pierre de Geyter compuso su música en 1888. Sus poemas tienen prefacios de Gustave Nadaud, Henri Rochefort, Jules Vallès, Pierre Brochon, Jacques Gaucheron… Jean Ferrat compositor y cantante tomó varios de sus poemas para hacer arreglos de actualidad. En 2010, Sébastien Ducret hizo una selección de una veintena de sus textos y emprendió una gira presentando conciertos.

Pottier nació en París el 4 de octubre de 1816 y murió en la misma ciudad el 6 de noviembre de 1887. Durante su vida se desempeñó en muchos oficios, entre ellos dibujante; en el ejercicio de esta profesión, bajo el II Imperio, crea la Cámara Sindical de Dibujantes, la que adhiere de inmediato a La Internacional. En 1848 combate en la barricadas al lado de la Comuna. En 1870 entra a la Guardia Nacional, luego tomará parte activa en la Comuna donde es elegido miembro por el barrio dos, durante el cerco es integrante de la Comisión de Servicios Públicos, y en la “Semana Sangrienta”, participa como combatiente en las barricadas. Luego de la derrota de la Comuna huye a Londres y posteriormente pasará a los Estados Unidos de Norteamérica, donde crea organismos de solidaridad para ayudar a los comuneros en prisión o en fuga clandestina. Después de la amnistía de 1880 regresa a Francia y soporta una vida de privaciones económicas muy duras. El 8 de noviembre de 1887, día de su entierro, los obreros de París y una multitud enorme, acompañan su féretro hasta el Cementerio Père Lachaise para enterrarlo en el lugar donde se enterraron los comuneros fusilados de la Comuna. Ese día la policía provocó enfrentamientos, lográndose apoderar de la bandera roja que encabezaba el desfile.

Se transcribe a continuación La Internacional, en su original en francés y sus dos versiones en español, canto que sigue militando como expresión y gesto consecuente por los rincones de la tierra, animando y acompañando a los pobres en su grito de guerra, y en aguarda de la victoria final.

 

 

L’INTERNATIONALE


 

Debout, les damnés de la terre

Debout, les forçats de la faim

La raison tonne en son cratère

C'est l'éruption de la fin

Du passe faisons table rase

Foules, esclaves, debout, debout

Le monde va changer de base

Nous ne sommes rien, soyons tout


 

C'est la lutte finale

Groupons-nous, et demain (bis)

L'Internationale

                                                    Sera le genre humain

 

 

Il n'est pas de sauveurs suprêmes

Ni Dieu, ni César, ni tribun

Producteurs, sauvons-nous nous-mêmes

Décrétons le salut commun

Pour que le voleur rende gorge

Pour tirer l'esprit du cachot

Soufflons nous-mêmes notre forge

Battons le fer quand il est chaud

 

 

L'état comprime et la loi triche

L'impôt saigne le malheureux

Nul devoir ne s'impose au riche

Le droit du pauvre est un mot creux

C'est assez, languir en tutelle

L'égalité veut d'autres lois

Pas de droits sans devoirs dit-elle

Egaux, pas de devoirs sans droits

 

 

Hideux dans leur apothéose

Les rois de la mine et du rail

Ont-ils jamais fait autre chose

Que dévaliser le travail

Dans les coffres-forts de la bande

Ce qu'il a crée s'est fondu

En décrétant qu'on le lui rende

                                                   Le peuple ne veut que son dû.

 

 

Les rois nous saoulaient de fumées

Paix entre nous, guerre aux tyrans

Appliquons la grève aux armées

Crosse en l'air, et rompons les rangs

S'ils s'obstinent, ces cannibales

A faire de nous des héros

Ils sauront bientôt que nos balles

Sont pour nos propres généraux

 

 

Ouvriers, paysans, nous sommes

Le grand parti des travailleurs

La terre n'appartient qu'aux hommes

L'oisif ira loger ailleurs

Combien, de nos chairs se repaissent

Mais si les corbeaux, les vautours

Un de ces matins disparaissent

Le soleil brillera toujours.

                                         Eugène Pottier

 

 

LA INTERNACIONAL

 

Versión del Partido Comunista

¡Arriba, parias de la Tierra!

¡En pie, famélica legión!

Atruena la razón en marcha:

es el fin de la opresión.

 

Del pasado hay que hacer añicos.

¡Legión esclava en pie a vencer!

El mundo va a cambiar de base

Los nada de hoy todo han de ser.

 

Agrupémonos todos,

en la lucha final.

El género humano

es la internacional.

 

Agrupémonos todos,

en la lucha final.

El género humano

es la internacional.

 

Ni en dioses, reyes ni tribunos,

está el supremo salvador.

Nosotros mismos realicemos

el esfuerzo redentor

 

Para hacer que el tirano caiga

y el mundo siervo liberar,

soplemos la potente fragua

que el hombre libre ha de forjar.

 

Agrupémonos todos,

en la lucha final.

El género humano

es la internacional.

 

Agrupémonos todos,

en la lucha final.

El género humano

es la internacional.

 

La ley nos burla y el Estado

oprime y sangra al productor;

nos da derechos irrisorios

no hay deberes del señor.

 

Basta ya de tutela odiosa,

que la igualdad ley ha de ser:

“No más deberes sin derechos

ningún derecho sin deber”

 

Agrupémonos todos,

en la lucha final.

El género humano

es la internacional.

 

Agrupémonos todos,

en la lucha final.

El género humano

es la internacional.

 

                   Eugène Pottier

 

 

 

LA INTERNACIONAL 

 

Versión del Partido Socialista o

Latinoamericana

Arriba los pobres del mundo

En pie los esclavos sin pan

alcémonos todos al grito:

Viva la Internacional!

 

Removamos todas las trabas

que oprimen al proletario,

cambiemos el mundo de base

hundiendo al imperio burgués

 

Agrupémonos todos

en la lucha final

y se alzan los pueblos

por la Internacional

 

Agrupémonos todos

en la lucha final

Y se alzan los pueblos, con valor

por la Internacional

 

El día que el triunfo alcancemos

ni esclavos ni dueños habrá

los odios que al mundo envenenan

al punto se extinguirán

 

El hombre del hombre es hermano

derechos iguales tendrán

la Tierra será el paraíso,

la patria de la humanidad

 

Agrupémonos todos

en la lucha final

Y se alzan los pueblos

por la Internacional

 

Agrupémonos todos

en la lucha final

Y se alzan los pueblos, con valor

por la Internacional

 

                                                                   Eugène Pottier


Commenter cet article