Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

* CHEMIN SCABREUX

 "Le chemin est un peu scabreux

    quoiqu'il paraisse assez beau" 

                                        Voltaire 

VISITEURS

compteur

Publié par VERICUETOS

                                                                                           © Collection Viollet.

                                          Escribiendo en su primer apartamento del Palais Royal, ahi por los 1930.


          Tenía 33 años cuando en un noviembre de 1906 a causa de una disputa, su esposo, como dicen en Colombia “la puso patas en la calle”, logrando encontrar albergue en 2, rue Georges-Ville, muy cerca de l’Étoile, en casa de una de sus amigas, la marquesa de Belbeuf. Posteriormente alquilaría una planta baja en el 44, rue Villejust, lugar que declara ser su residencia oficial, después del famoso escándalo protagonizado en el Moulin Rouge, -Molino Rojo. La separación trajo como consecuencia un cambio radical en su existencia. Ahora ya no escribe si no que empieza una carrera de bailarina en el Music-Hall que termina en 1912, allí se inicia presentando pantomimas orientales, vestida sugestivamente. Simultáneamente participa en presentaciones en el Teatro Marigny, Molino Rojo y también en el Bataclan. Son los años locos cuando la crítica social la denomina, “La Vagabonde”, por el desparpajo de sus rupturas y ella para honrar el apodo una obra con este título.

          En sus comportamientos la virtud es hollada en todas las direcciones. Se le tilda de andrófoba y posteriormente de misándríca, decires que tienen parte de sustento en la realidad puesto que empieza el período de abandonar sus aventuras masculinas para reemplazarlas por las femeninas. Su primera experiencia la tiene con su compañera de baile, Mathilde de Morny, hija del duque de Morny, hermano uterino de Napoleón III. Ella fue sustituida por Nathalie Clifford de Barney, más conocida como La Amazona, y así sucesivamente. Con estos actos Colette se convierte en un faro de auténtica libertad, libertad que se inicia en la apropiación de su propio cuerpo, el cual supera los cerrojos que le cierran paso al goce, mediante los placeres sensitivos. La experiencia le indicará que debe volver a caminar por el viejo deshecho. Correspondió a Auguste-Olympe Hériot volverla a la senda perdida, y luego de otros amores contraerá segundas nupcias con el político y periodista Henry de Jouvenel en 1912, con el cual tendrá una hija, nacida en 1913. Empedernida en amores masculinos se volverá a casar por tercera vez en 1935 con Maurice Goudeket, a quien logró rescatar en la Segunda Guerra Mundial de manos de la GESTAPO por su origen judío. En este lapso, en 1908 puso en circulación Les Vrilles de la vigne,-Los zarcillos de la vid. En 1909 L’Ingénue libertine, -La libertina ingenua. 1910 La Vagabonde,-La Vagabunda. 1913 L’Entrave, -La Traba. En el mismo año, L’Envers du music-hall, -El revés del music-hall. En 1916 La paix chez les bêtes, -La paz entre los animales. 1917 Les heures longues, -Las largas horas. 1918 Dans la foule, -Entre la multitud. En 1919 Mitsou. 1920 Chéri, obra que al igual que La Fin de Chéri publicada en 1926 y Le Blé en herbe, Trigo en germinación, en 1923, son consideradas por la crítica como sus obras máximas, especialmente La Fin de Chéri.

          La traducción de Le Blé en herbe que más me agrada es Trigo en germinación, debido a que la obra es el producto de otra trasgresión al estilo de Colette. Es un eje escondido detrás de una tercera o cuarta lectura, mientras que en Chéri resulta ser un personaje de lecturas de superficie. En Trigo en germinación, la estructura temática se sostiene en un eje principal que es el amor entre dos adolescentes. Al inicio de 1920, Bertrand el hijo de Henry Jouvenel, -marido de Colette- y de Claire Boas, pareja que se había divorciado cuando él tenía 4 años, y cuya crianza quedó a cargo de una nodriza irlandesa, proverbiales por su disciplina de hierro, habitando un gran apartamento en París. Su familia pertenecía a la alta burguesía francesa razón por la cual entre sus recuerdos infantiles está la vivencia que por su casa hacían visitas periódicas Claudel, D’Annunzio, Anatole France y Bergson, y algunos de ellos les leían pequeños cuentos infantiles. Bertrand fue educado por profesores a domicilio, el entorno lo convertirá en un joven tímido y nulo para enfrentar los recovecos de la vida. Claire impedía por todos los medios que Bertrand fuera de visita a la casa de su padre. ¡Vieja historia como años tiene el mundo! Bajo la amenaza jurídica tuvo que ceder y fue así como en una tarde con un ramillete de flores llegó el adolescente a la casa de Colette. Ella que tenía mayores conocimientos en conquistas masculinas mejor que una hetaira, no tuvo el menor inconveniente en seducirlo. Bertrand es el personaje subyacente que a veces emerge en forma directa en la novela Chéri y La Fin de Chéri.

 
          La Fin de Chéri es una novela relativamente breve, lejos del gusto actual en el género, donde los lectores piden verdaderos mamotretos. Su forma de narrar y el papel de los distintos personajes se cristalizan en una escritura robusta y madura. En cuanto al tema, como acertadamente lo anota Yannick Resch en la introducción de la novela, se desenvuelve en una atmósfera parisina de mentalidad específica, ambiente nocturno donde se danza con frenesí hasta el alba, para huir del calor y de los olores, donde se sienten aún los resuellos de la Guerra del 14, que parecen no ;encontrar el fin. Para escaparse se usan dos medios: el dinero y el placer. Se retorna a los valores del hombre parásito y ocioso de antes de la guerra. Chéri es el modelo al servicio del más mínimo capricho. Perfecta representación de esa clase social que ha logrado tirar partido de la guerra. Sin embargo, tiene otro papel contradictorio, se molesta por su protagonismo de vivir en la desocupación, y busca en el trabajo el remedio para encontrar el sabor de vivir. Pero el trabajo aparece como símbolo de compromiso, de tráfico, de justificaciones, dándose cuenta que el mundo sigue igual. Ante este hecho el adaptarse no es posible porque es una claudicación; sublevarse es la salida válida. Los personajes se asemejan a una bola de billar dando bandazos en razón de una trama contradictoria, ya que ella es la síntesis del lapso que media entre dos Guerras Mundiales. En la primera página ya en las tres primeras líneas Chéri, duda después de cerrar la reja del jardín y de oler el aire. Nos afirma que hace buen tiempo, para de inmediato retractarse sosteniendo que no hace buen tiempo.


                                                                                              Photo Nicolas Chesnais. ©Baobab.

  En esos años 40, en su segundo apartamentico del Palais Royal donde también vivia Jean Cocteau. 
 

                                        Extrait de La fin de Chéri de Colette


          "Elle se repose, pensa Chéri. Elle rêve aux docteur Arnaud, ou à la Légion d'honneur, ou à la Royal Dutch. Elle est jolie. Qu'elle est jolie ! Va, encore deux, trois heures de sommeil, et puis tu iras le retrouver, ton docteur Arnaud. Ce n'est pas bien grave. Vous vous retrouvez avenue d'Italie, dans la bonne boîte qui pue le phénol. Tu lui diras "oui docteur, non docteur", comme une petite fille. Vous aurez l'air bien sérieux. vous jonglerez avec des trente-sept quatre et des trente-huit neuf, et il tiendra dans sa grosse main au coaltar ta petite patte au phénosalyl. Tu en as de la chance, ma petite fille, d'avoir un roman dans ta vie ! Ce n'est pas moi qui te l'ôterai, va... Je voudrais bien, moi aussi..."

Edmée s'éveilla soudain, d'un mouvement si vif que Chéri ressentit la suffocation d'un homme à qui on coupe impoliment la parole.

"C'est toi ! c'est toi !... Comment, c'est toi ?
- Si tu en attendais un autre, je te fais mes excuses, dit Chéri en souriant.
- Oh ! c'est intelligent..."
Elle s'assit sur le lit, rejeta ses cheveux en arrière.
" Quelle heure ? tu te lèves ? Ah ! non, tu n'es pas encore couché... tu rentres... Oh ! Fred ! Qu'est-ce que tu as encore fait ?
- "Encore" est un compliment... Si tu savais ce que j'ai fait..."

Elle n'en était plus au temps où elle suppliait, les mains sur les oreilles : "Non ! non ! ne dis rien ! ne raconte pas !" Mais Chéri, plus vite qu'elle, s'écartait de l'époque innocente et malicieuse où il pouvait, rentrant au petit jour, tourmenter normalement une jeune femme en pleurs, puis l'entraîner avec lui dans un sommeil de champions réconciliés. Plus de caprices... Plus de trahisons... Plus rien que cette chasteté inavouable... »

Il  jéta loin de lui ses chaussettes pouissiéreuses, offrit à sa femme un visage pâle, habité à tout disimulé sauf sa volonté de disimulation, s‘assit sur la couche de lin fin et de dentelle:

-         Sens-mo ! dit-il. Hein ? J’au bu du whisky.

Elle rapprocha leurs belles bouches, posa ses mains sur les épaules de son mari.

-         Du whisky… Répeta-elle, rêveusse… Du whisky… pour quoi ?

****

          Ella descansa, pensó Chéri.  Sueña  con el doctor Arnaud, o con la Legión de honor, o con la   Royal Dutch.  Esta hermosa. ¡ Como esta de hermosa ! Vaya, todavía dos, tres horas de sueño, y luego irás a encontrarlo, tu doctor Arnaud. Esto no es muy grave. Ustedes se encontraran en la Avenida de Italia,  en la buena discoteca que huele a fenol.  Tú le dirás " sí doctor, no doctor ", como una ninita. Usted tendrá el semblante muy serio. Usted hará malabarismos como el  treinta siete cuatro y los treinta y ocho nueve, y  tendrá en su gruesa mano de alquitrán tu pequeña pata  al phénosalyl. Tienes suerte mi ninita, de tener una novela en tu vida!  No seré yo quien te la quitara, vaya ...Ya quisiera, yo tambien "

          Edmée se despertó de repente, con un movimiento tan vivo  que  Chéri  sintió la sofocación de un hombre a quien se le corta la palabra descortésmente.

" ¡ Eres tú ! ¡ Eres tú!... ¿ Cómo, Eres tú ?

- Si esperabas a otro, te presento mis excusas, dice Chéri sonriendo.

- ¡ Oh! Eres inteligente... "

 Se sentó  sobre  la cama y  echo sus cabellos para atrás.

" ¿ Qué hora es ? ¿ Te levantas? ¡ Oh! No, tù no te has acostado todavia... apenas vuelves...Oh! ¡ Fred!  ¿Qué es lo que has hecho otravez ?

- "Otravez" es un cumplido... Si supieras lo que he hecho... "

          Ya no estaba mas en ese tiempo en que suplicaba, las manos sobre las orejas: " ¡ no! ¡ No! ¡ No digas nada! ¡ No cuentes! " Pero Cheri, más rápido que ella, se apartaba de la época inocente y maliciosa cuando podía, volviendo al alba, atormentar normalmente a una mujer joven sollozando, luego llevarla  con él a un sueño de campeones reconciliados.  No  más  caprichos... No más traiciones... Sólo esa castidad inconfesable... "

          El tiro lejos  sus calcetines polvorosos,  le ofreció a su mujer una cara pálida,, habitada en disimular todo, salvo su voluntad de simulacion, se sento sobre la colcha de lino fino y de encaje :

-    Siénteme ! dijo, hee? He tomado whisky.

Ella acerco sus bellos labios, puso sus manos sobre los hombros de su marido.

       -   Whisky... Repitio ella, sonadora... Whisky... ¿ por qué   ?


         
Sidonie Gabrielle Colette produjo una obra literaria muy lejos de otro contemporáneo suyo y también uno de los grandes de la literatura francesa, Valentin Louis Georges Eugène Marcel Proust. El texto de Colette es un recipiente que alberga en toda la producción hasta 1920, huellas de distintos estratos sociales con una tendencia al registro de lo popular. Esto se encuentra en la lectura de superficie en la serie Claudine, la que es a su vez una condensación de lo juvenil. Un particularismo de la historia literaria de este país es el nexo que se objetiviza entre escritor y publicidad. Colette explotó plenamente dicho filón; tan intensamente que fue la causa de la ruptura literaria entre ella y Willy. Claudine sirvió para promover todo tipo de productos: perfumes, ropa, utensilios de cocina cubriendo una amplia gama del área de la propaganda comercial. Como el éxito era total, personalmente entró en el medio. Su silueta en caricatura, dibujo o retrato competía con Claudine en la acción de divulgar productos. A continuación la reproducimos haciendo propaganda en el área de los fumadores. Su papel corresponde a lo que ahora hacen los deportistas famosos, que tiene mayores ingresos por las actividades colaterales que los producidos en función de la actividad principal.

 

   


          Se lanza en diversos negocios como un salon de belleza, y no desdeña prestar su nombre a la publicidad. Mas o menos 1935, ya vive con su ultimo marido, Maurice Goudeket (que sus amigos y enemigos llamaban "Good Quéquette" o "Buena picha", un joyero judio que Colette salvo de la deportacion en Alemania, sacandolo del campo de concentracion de Drancy donde paso unos meses en 1942 .  

 

        


(Caricatura de Paul Colin, un célebre dibujante del entre dos guerras, 1930) : Collection J. Tabaste. 


         

          Colette en vida disfrutó del reconocimiento de sus contemporáneos. En1935 entra a la Real Academia de Bélgica. En 1945 fue elegida por unanimidad como miembro de la Academia Goncourt. Dos años después le publicarán sus obras completas, muchas serán llevadas al teatro, otras a la pantalla; Jacqueline Audry y Pierre Laroche lo harán en Francia, en 1948. Audry Hepburn proyecta la vida de Gigi en los Estados Unidos en una creación realizada en Broadway, en 1951. Ese mismo año La Seconde es llevada a la escena por María Casares en un film de Jeanick Bellon. En 1953 es condecorada como Gran Oficial de la Legión de Honor. La película Le Blé en herbe, de Claude Autant-Lara, será una primera mundial, en 1954, año de la muerte de Colette sobrevenida el 3 de agosto. Francia le hace funerales nacionales, hecho que pone de mal humor a la alta burguesía y a los dirigentes religiosos de todos los credos. Su deceso hace relinchar a la Liga de la Moral y en voz queda, sus detractores en medio de rezongos  le lanzaban sus últimos fuetazos por pagana y libertina; en tanto que ella, en el sueño de lo inanimado permanecía impávida y ajena, en el corredor de honor del Palacio Real, para luego seguir al Père-Lachaise, donde fue inhumada.

 

 Estudios críticos:

 

Julia KRISTEVA, Le Genike féminin 3, Colette, Paris, Fayard, 2002

Colette. Lettres à Missy, edición presentada y anotada por Samia BORDJI y Frédéric MAGET, Paris, Flammarion, 2009

Marie-Christine BELLOSTA, « Colette » L’Hymme à l’univers, Paris, Belin, 1990

Marie-Françoise BERTHU-COURTIVRON, Espace, demeure, écriture. La Maison natale dans l’œuvre de Colette, Paris, Nizet, 1992

Mère et fille : l’enjeu du pouvoir. Ensayo sobre los escritos autobiográficos de Colette, Genève, Droz, 1993

Marcelle BIOLLEY-GODINEAU, L’homme-objet chez Colette. Ed. Klincksieck, 1972

Carmen BOUSTANI, L’Écriture-corps chez Colette, Villenave d’Ornon, Fus-Art, 1993 ; 2000 (Biblioteca de estudios feministas)

Marie-Christine et DIDIER Clément, Colette gourmande, Albin Michel, 1990

Régine DETALBEL, Colette comme une Flore, comme un Zoo, un répertoire des images du corps, Paris, Stock, 1997

Francine DUGAST-PORTES, Colette les pouvoirs de l’écriture, Rennes, Presses Universitaires de Rennes, 1999.

Jacques DUPONT, Colette ou l’univers concentré, ensayo, Paris, Hachette Supérieur, 1995 (retratos literarios)

Nicole FERRIER-CAVERIVIÈRE, Colette l’authentique, Paris, PUF, 1997 (escritores)

Michel GAUTHIER, La Poétique de Colette, Paris Klincksiek, 1989

Lynne HUFFER, Another Colette : The Question of Gendered Writing, University of Michigan Press, 1992

   

Biografías:

Claude PICHOIS et Alain BRUNET, Colette biographie critique, Paris, de Fallois, 1999

Michel DEL CASTILLO, Collete, une certaine France, Paris Stock, 1999

Sylvain BONMARIEGE, Willy, Colette et moi, Paris, Anagramme ‘éditions (reedición, con prefacio de Jean-Pierre THIOLLET, 2004

Michèle SARDE, Colette libre et entravée Paris Seuil, 1978

Herbert LOTTMAN, Colette, Paris, Fayard, 1990

Claude FRANCIS et Fernande GONTIER, Colette, Paris, Perrin, 1997

Madeleine LAZARD, Colette, Paris, Gallimard, 2008

   

Obras:

Además de las ya anotadas, las que siguen a continuación:

 

Claudine (1900-1903)

La Retraite sentimentale (1907)

La Chambre éclairée (recueil des textes publiés dans la presse à la fin de la Première Guerre mondiale (1922)

La Maison de Claudine (1922)

La Femme cachée (1923)

Le fanal bleu (1926)

La Naissance du jour (1928)

me (1929)

Sido (1930)

Le Pur et l’Impur (1932)

La Chatte (1933)

Duo (1934)

Mes apprentissages (1936)

Bella-Vista (1937)

La Jumelle noir,(1938)

Le Tourtounier, (1939)

Chambre d’hôtel, (1940)

Le Képi, (1943)

Gigi, (1944)

L’ÉtoileVesper, (1946)

Julie de Carneilhan, (~1941)

Le Fanal bleu (1949)

   

Llevadas al teatro:

 Chéri, con Colette, Maurice LAGRENÉE y Marguerite MORENO, Théâtre Daunou, 1925

Gigi, puesta en escena de Jean-Mihel ROUZIÈRE, con Muriel BAPTISTE, Alice TISSOT, Théâtre du Palais Royal, 1965

   

Adaptaciones:

 Para el teatro:

 Le ciel de lit de Jan DE HARTOG, Théâtre de la Michodière, 1953

 Para el cine :

 Chéri de Stephan FREARS, con Michelle PFEIFFER, 2009

 

Commenter cet article