Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

* CHEMIN SCABREUX

 "Le chemin est un peu scabreux

    quoiqu'il paraisse assez beau" 

                                        Voltaire 

VISITEURS

compteur html

Publié par VERICUETOS

El milagro vagabundo. Universalidad y desdoblamiento, por Jorge Rossi

 

**De partida el texto de Orlando Jimeno Grendi (el poeta, como lo apodan sus amigos), apunta, por las referencias que preceden el texto, a una universalidad. Dispara hacia los cuatro puntos cardinales. Citas en griego (raíces de nuestra cultura occidental), latín (lengua forjadora de nuestro idioma), autores modernos y contemporáneos, heterónimos diversos en guiños a Huidobro, Vallejo, Neruda, Pessoa, Joyce, Nietzsche y tantos otros, aquellos que han servido de mentores, padres que lo han construido, apoyado, guiado.  El poeta es la suma de todos. Huidobro es el padre por excelencia, aquel que lo lleva de la mano por su cielo poblado de galaxias. ¿Por qué estas referencias? Probablemente porque el poeta sabe que lo amamantan, que lo significan y lo guían, como un soporte de padre a hijo.  Estos y muchos otros que él no enuncia, padres todos del poeta, bastones de apoyo en su creación, en su lucha con el lenguaje para lograr expresar y plasmar su mundo interior:” estoy naciendo, madre, padre”, son elementos significantes en su obra poética.  No en vano, ARUM, un poema de su mentor privilegiado, encabeza el libro.

ARUM   ARUM

¿POR QUE HE DICHO ARUM

¿Por qué HA VENIDO A MI SIN TIMONEL

 ¿Y AL AZAR DE LOS VIENTOS?

¿Quién PUSO ESTA PALABRA EN MI ESTRELLA?

¿Quién PREPARO MI OIDO A SU SONIDO NOCTURNO?

ARUM ARUM TODO ARUM ES INFINITO

ARUM ARUM TODO ARUM ES MUNDO

ARUM ARUM TODO ARUM ES MEMORIA-

La palabra INFINITO reenvía a universo, MUNDO, a nuestro planeta tierra, MEMORIA, a nuestra historia.

 

 ¿Por qué el poeta ha escogido la palabra arum?  No solamente porque la toma de su mentor, Huidobro, sino porque también ha intuido que en su raíz etimológica conlleva al acto de creación. Arum, voz derivada del latín (y probablemente de raíces anteriores), que en su evolución a través de los siglos se convirtió en herramienta laboral. Durante la Edad Media fue cuchillo curvo para trabajar la tierra, segar para dar vida, lámina con mango también semi enroscado apodado “serpiente”, alusión tal vez inconsciente al mundo de los instintos que acosa al poeta y al que él acude para dar vida a su obra, lucha tenaz con el lenguaje, como decía el gran Octavio, para encontrar la palabra luz que ilumine el texto y lo ayude a nacer.  Extraer del mundo subterráneo (la tierra), de sus cavernas interiores, la savia que le permita crear el poema:

LA SANGRE Y EL SOL ARDEN BAJO LA TIERRA

ESTOY NACIENDO, MADRE.

Posteriormente la palabra arum evolucionó a estilete (gouye, en francés), instrumento utilizado por los grabadores para trabajar la madera, crear con las manos y la imaginación, cavar en el inconsciente para extraer la materia, el sustrato que le servirá para su elaboración poética.

 

IDENTIDAD DEL POETA

¿Quién es él?

Yoes diversos. Yo textual, voz poemática, yo del poeta autor, yo que soy tú, yo apócrifo de todos los yo que me contienen y que contengo.

LA UNIDAD DEL YO ES ILUSION CONCEPTUAL

 ERES SOLO UN MONOSÍLABO ERRANTE,

es decir, un yo que vagabundea, yo que soy la suma de todos los que me han forjado. “Ese otro que soy yo”, ¿Fabio Pedemonte, seudónimo de Orlando Jimeno Grendi?, ¿quién?, ¿la voz poemática o el autor en carne y hueso?  Ambigüedad necesaria del discurso para enunciar una realidad textual, en la lucha de un yo por existir con toda la complejidad que coencierra el acto de la creación. Ese yo encarnado en la voz poemática, voz que habla en el texto y que es la suma vivencial de la vida del poeta.

“Yo soy el otro, ese que escribe, ese otro que también soy yo. Yoes que son uno, que se multiplican y desdoblan en “tus”, anverso y reverso del poeta.

 YO YOYEO EL TU YO

YO TU TUVE UN LLOLLEO TUTEANDO EL YO

YA NO ERES TU SOY YO EL TU YO. ………

SOYOTROMUCHOSMAS

 

EL POETA Y EL MUNDO

Autodefinición:

El poeta es un ángel negro que asume su libertad atreviéndose a decir lo que otros ocultan.

..NACES ANGEL CON TU PERSISTENCIA CORROIDA,

CON TU LUZ MINERAL Y TU INFIERNO INTIMO…

LA PATRIA DE UN POETA ES SU LENGUA MATERNA,

El poeta existe en el lenguaje, en el mundo que crea.  La lengua es su yo más profundo, lo reivindica y lo reconcilia con sus raíces, los otros. Es el espacio que lo vio nacer y en el que está naciendo perpetuamente.

ESTOY NACIENDO, MADRE- VOY A MI COMIENZO

El acto de la creación lo reconcilia con el mundo,

ABRE LOS OJOS: ES ACTO DE AMOR.

 

TU MIRADA SUCEDE ALLÁ.  ERES INSTANTE VERTICAL,

Lo contrario de la muerte, horizontal, la vida es de pie, aunque sea” un instante” antes de la caída final.

 

LA MUJER AMANTE Y LA MADRE

¿Busca el hombre en la mujer siempre la imagen de la madre?  En todo caso. En “El milagro vagabundo”, las dos imágenes son inseparables y soportes claves del texto: 

YACES EN MIS OJOS ESTOY NACIENDO, MADRE.

¿MADRE ME OYES? -

VOY A MI COMIENZO

OIGO TU ALIENTO DE NOVIA PROFANADA

 TU ROSTRO ES UN PLANETA, VOY Y PLANTO SIGNOS EN TU FRENTE.

 

La presencia de la mujer, motivo recurrente en el texto, amalgama a las dos, arquetipos tal vez inseparables para el hombre. La madre a la que habla la voz poemática es la madre universal, generadora de la vida, Pacha mama, diosa de la tierra, en las civilizaciones altiplánicas, Coatlicue, diosa de la falda de serpientes, madre de los dioses y de la tierra, en las civilizaciones mesoamericanas, como también Tlazoltéotl, diosa del placer, de la voluptuosidad, la fecundidad y la fertilidad.  Mujer amante y madre protectora, diosa del universo, dadora de vida, confluyen en el “Milagro vagabundo”, una sin la otra no existiría.  Dos imágenes textuales, soportes del texto, pero una sola alusión simbólica en la que todas las madres se confunden.

Padre mentor, madre genitora; el poeta necesita ambas imagénes, materna y paterna para construirse, para existir textualmente.  La madre que engendra, el padre que aporta la simiente, la serpiente que hurga en las profundidades viscerales.

SONORIDAD

TODO POEMA ES UN ARCHIPIELAGO DE SIGNOS

Desdoblamiento también del lenguaje por alusión sonora, aliteración, isotopías por hermandad semántica y resonancia lingüística, poema de la sonoridad naciendo en su expresión textual, en su juego lingüístico ambulatorio, en su acoplamiento gramatical.  Metalenguaje significativo de connotaciones múltiples, de aperturas insólitas a otros significados de la lengua por asociaciones inesperadas surgidas del vuelo poético, de su expresividad. Dice Nietzsche:

 LOS LIBROS PARA TODOS SON SIEMPRE LIBROS QUE HUELEN MAL. 

Dice Orlando Jimeno Grendi

…ESCRICAGAS EN LA CLOACA DE LA LITERATURITA LAXATIVA….

MULADARES DE MIERDA ABSTRACTA, FRASECITAS FERMENTANDO FRAGMENTOS

DIARREA, LOGORREA, IGNOMINIAS, ESCRIVISOPAS SEÑORONAS SONORAS

ESCRIVISUCIAS, ENGAÑIFAS ESCARAMUZAS, MUSARAÑAS, CARADURAS, CARANTONAS

  Nacimiento del poema y del poeta, de la voz poemática afirmando su autonomía expresiva, su existencia, carne y espíritu encarnados en la realidad textual, prodigio de la lengua en su múltiple e infinita potencialidad expresiva, en su connotación inagotable, reveladora de luces interiores, de universos poéticos que se plasman en la palabra.

Texto deslumbrante el de Orlando Jimeno Grendi, no sólo por la fuerza del lenguaje y de las imágenes que se imponen en una primera lectura, sino por la audacia en el dislocamiento meta lingüístico, en el que las palabras, por un juego de imbricaciones, aliteraciones múltiples y sucesivas, entran en un campo semántico de connotaciones inesperadas, propias a la forma que reviste el texto, inexistentes antes.  De la significación gramatical propia a cada palabra, estas saltan a un campo nuevo en el que la sonoridad hermana a las palabras encadenando significados propios al mensaje poético, mensaje que la voz poemática quiere transmitir.  Este yo poético que le habla al mundo, que increpa e interpela el universo, con voz dolorida no poca veces, existencial, inunda el discurso como un agua que desborda las páginas y remonta a un espacio planetario.

¡EH POETA¡¡NO OLVIDES LA SINTAXIS¡¡AL ARMA BLANCA ¡

¡AFILA EL HACHA ¡CROAN CASTRADOS CRITICASTROS

CHUSMA CHUPATIVA, CHILLAN, CHIRRIAN CHIRRICHOTES,

LA MISION DEL POETA ES DESCREER DE CABALAS Y CATEDRAS

CREAR Y CREER, EL MULTIVOCO EQUIVOCO DE SONIDO Y SENTIDO

 Avalancha del discurso que se le viene encima al lector y lo hace tambalear, desestabilizándolo, remeciéndolo en sus cimientos, obligándolo a entrar en un código de comunicación poética otra a las tradicionales, en verso libre, en que el ritmo reemplaza a la métrica, el orden versal, a la estrofa, remezón lingüístico que disloca y atrae, sumergiendo al lector en un universo de sonoridades que hablan, orden de impacto emocional y lingüístico:

 

Libertad versal que le permite a la voz poemática expresarse sin restricciones formales, yendo a lo esencial, al ritmo que construye el verso y articula el poema como una entidad indestructible, elaborando una forma que le es propia al poeta, a su impulso creador.  Libertad expresiva –necesidad vital- que supone un dominio de técnicas tradicionales, sin las cuales no podría dar el salto: dominar la gramática, la métrica, el juego retórico, para ir más allá.  Libertad del texto para crear dominando cánones clásicos, apropiándoselos y superándolos.  La creación es un proceso de encadenamientos culturales, de técnicas asimiladas para dar vida a la propia, a la visión de mundo que el poeta quiere expresar, lucha ardua y agotadora.  Y Orlando Jimeno Grendi lo logra.  Libertad creada para decir poéticamente.  El “poeta”, nos sorprende una vez más con su libro “El milagro vagabundo”, en una travesía exaltante y torrencial de sonoridades lingüísticas y espejismos de metáforas que se interpelan en un diálogo de connotación fecunda, de imágenes que se pierden en el alto azurazor, de pájaro surcando los espacios.

Deslumbrante es la palabra que acompaña, adjetiva y exalta al sustantivo:

TU MIRADA GIRA DENTRO DE MIS OJOS:

DIALOGA, DISLOCAS, MI CUERPO TU RISA;

APUNTA Y DESPUNTA TU OTRA EDAD:  LA MAGIA.

UNA EDAD ANTIGUA JOVEN COMO TUS OJOS

 

Mago constructor de juegos de cábala, palabras que se hacen guiños, la poesía de OJG deviene juego, pájaro migratorio desplegando sus alas para irse lejos en vuelo airoso, poesía a veces porfiada en su reiteración, aturdidora de enigmas semánticos, de metáforas insólitas. De sonoridades chirriantes:

 

SEXOSOCIAS Y SUCCIOSOPLOS SELVIFUNDEN DESFACEN Y DESFALLECEN

EN CADA UNO DE LOS HEMISFERIOS DE MI CEREBRO

Con la fuerza de un río torrentoso, el discurso avanza “in crescendo”, desciende verticalmente arrastrando imágenes, consonantes y vocales, sílabas tónicas, palabras aglutinadas, hasta llegar a un punto final espoliado por un ritmo tensional, torrencial, no pocas veces desenfrenado, en que la voz poemática comunica su angustia existencial, increpa al mundo, deteniéndose en remansos de reflexión calmos, reposados, para reanudar su periplo vertiginoso de palabras que se encastran unas con las otras en resonancias significativas a través de un metalenguaje delirante.  El poeta ha creado su lengua. El lector recibe esta avalancha lingüística como la explosión de un meteorito levantando en su caída terrestre toneladas de polvo en el que asoman haces desbordantes de luz.

Citar un verso como apoyatura del discurso crítico es podar, cercenar el texto de su unidad y coherencia lingüística, cortarlo de su irrigación unitaria.  El poema encuentra su plenitud en su totalidad, en su trabazón compacta, columna vertebral de su cuerpo manifestándose en carne y espíritu inseparables por intermedio de la voz poemática que arbitrariamente remite al hombre (autor, lector y voz confundidos).  Es separar un grano de arena en la inmensidad oceánica. Ilustración, ejemplificación, entonces, arbitrarias

ARUM

Aroma, errancia, el MILAGRO VAGABUNDO es un portento de libertad expresiva, sobre todo en esta época uniformizada, robotizada, automatizada, informatizada.  El poema rompe barreras, arum se transforma, increpa, metamorfosea, la palabra, como dice el gran Octavio, grito de rebeldía, de anticonformismo, nace de las tinieblas del inconsciente para emerger la claridad de la luz, se transforma en múltiples palabras, todas distintas en su significado y toda congruentes a una raíz madre, arum, aroma, errancia. Inclasificable, autónomo, el poema, la palabra, nace en el texto, afirmando su rebeldía, su libertad inmutable, virgen.

El Milagro vagabundo es un libro de curva final en el camino recorrido. De itinerario, en el que se mira hacia atrás resumiendo una visión de mundo, de mirada retrospectiva que abarca el universo, de ojo inquisidor y lúcido:

UN SUEÑO ENVEJECE EN EL ESPACIO DEL ESPEJO

CASI MOVIMIENTO DE UN PAJARO A TRAVES DE UNA NUBE DETENIDA

PASA EL VERBO, PASA EL DIA, LA VOZ PASA, EL TIEMPO NOS PESA,

CESA LA HIPÓTESIS DE LA CONTINUIDAD, SOMOS SOLO FRAGMENTOS.

 

Las causas por las cuales el artista crea son múltiples. El poeta, el creador en carne y hueso, tiene necesidad de recrear, imaginar, transmitir un mundo complementario al que él habita, ya sea porque lo rechaza, porque no le basta o porque no logra plenamente integrarse a él.  Este universo paralelo, complementario, que él crea según su orden y visión de mundo, le permite vivir y reconciliarse (tal vez transitoriamente), con el mundo de la realidad cotidiana.  Para él el acto de la creación es una catarsis de supervivencia. Aspiración, anhelo, a un más allá otro, no en el sentido metafísico (o tal vez sí), en el cual él es el amo absoluto. El ve la vida a través de su prisma personal,

LA POESIA ES EL FUNDAMENTO DE LA HISTORIA

Su diálogo y comunicación con la vida es a través del lenguaje.  El nace (o renace) en el texto a través de ese otro yo que es la voz poemática, “estoy naciendo, madre”.  En el proceso de nacimiento la mujer-amante es un sostén que lo ayuda y permite vivir, renacer, emerger al mundo de la luz  y de la superficie solar.  Su grito vaginal es la palabra creada, el poema.

 

AUTODEFINICION

ERES UN MONOSÍLABO ERRANTE

LA PATRIA DE UN POETA ES SU LENGUA MATERNA

¿Por qué el título de “EL MILAGRO VAGABUNDO”? Milagro para el poeta, al constatar, al ver su obra creada que, a sus ojos, lo desborda, acontecimiento sorprendente, dar a luz con su imaginación, generar una vida, su obra, “Arum” que, por intermedio de la voz poemática, pueden escuchar, sentir.  Milagro de la creación en su vagabundeo (recorrido) por la historia de su vida y de los otros, de aquellos que lo han construido.

 

ESCRIBO; DESCRIBIENDO ME DESESCRIBO, ME INSCRIBO ESCRIBIENDO

ESTOY A ORILLAS DE UN MUNDO POR NACER,

CAMINO POR UNA FRASE DE INSOMNIO Y ARENA,

CEÑIDO POR LA CEÑUDA PRECISION DE LA MUERTE….

 

 Punto final del camino, tal vez, mirada abarcadora del universo.  Mirada hacia atrás y hacia adelante, sin dejar de plantearse preguntas que en todos los tiempos (desde la época de las cavernas hasta nuestros días), han atenaceado a los hombres, el “¿Por qué?”, pregunta terrenal y visión metafísica.

 “DIOS ES INMORTAL PORQUE ES MENTAL

, es decir, HUMANO.  A Prometeo se le ha otorgado el don de la inteligencia, chispa de los dioses, pero no la potencia del fuego eterno. Conciencia de infinito sin explicación:

 EL SER ES AVIDEZ DE SER LO QUE EL NO ES.

SIN DOLOR NO HAY EXISTENCIA

 

Una presentación es una ínfima parte del todo, de ese conglomerado (ser vivo), que respira el poema. ¿Cómo transmitirlo en su totalidad expresiva, en su multiplicidad significativa, en su riqueza formal y semántica?, ¿en su potencia creadora de imágenes que se entroncan y amalgaman en este descendimiento rítmico que es el poema?  Tarea imposible.  Si estas breves palabras permiten, incitan a asomarse al texto, a sumergirse en su ritmo vertiginoso, en su riqueza sonora e imaginativa, sería un leve paso hacia él, la invitación a franquear un umbral que abre puertas polifónicas desbordantes de luz y verdades universales no hoyadas.  ARUM, ARUM, sierpe que te enroscas para conducirnos al mundo de cavernas nocturnas del poeta, a su yo más íntimo, único e irrepetible.

 

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article