Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

* CHEMIN SCABREUX

 "Le chemin est un peu scabreux

    quoiqu'il paraisse assez beau" 

                                        Voltaire 

VISITEURS

compteur

Publié par VERICUETOS

Poesía de Mary Isabel García Avella, poeta colombiana

El taller literario Gabriel García Márquez, de la Universidad Autónoma de Bogotá,  dirigido por Hugo Correa, escritor, poeta y abogado y el blog de Vericuetos que se edita en París, Francia, tiene el gusto de presentarles un abanico de autores y su creación poética de varias regiones de Colombia. Empezamos con la poeta Mary Isabel García Avella.

 

La paz

 

Ha de superar su color blanco
con todas sus palomas logrará dar de comer a los hambrientos,
y los que no beban su sangre ¿dejaran de ser hermanos?
¿pondrá en los basureros ropa de la última temporada para vestir a los desamparados?
hay quien dice -¡los sweater dignos no alcanzan para tantos!
Devolverá con creces, la música sigilosa de las estrellas.
¿Nos pondrá en frasquitos transparentes y del mismo tamaño?
o ¿fornicara con millonarios para que le abastezcan el “iphone”?
Aún más clara
Tejera lindas mochilas para lucir como corresponde,
aliviara con laurel el aroma y las cicatrices de las bestias.

 

Oportunidad

 

Formas de árboles somnolientos

lamen distancias

 gargantas de arañas disciplinadas,

Lo usual  de mi transparencia onírica

Allá en la locura del  quirófano

mi  primera boca.

Cuénteme ¿cuantas maletas blancas lleva?

¿Están repletas  de cactus enflorecidos?

Gemiré polvo estelar

si alberga decisión,

¡Alcancemos los encinillas,  en las esquinas de nuestros alientos!

Acomódese,

limpiare agujeros negros con leche avinagrada y salvia

luego les cerniré espuma de sal

 la que encontré en un valle  de olores texturizados

En  la generosidad del silencio

sin gravedad.

Hoy

Germinaran sonrisas a las siete

Y a las ocho bordaremos anhelos de los nuestros.

 

Lavamanos

 

Los ángeles huyen de mí,

angustia

que daría yo por tener su edad, dijo un ser mezquino

¿cómo puede dejar que me besen los demonios?

sólo la música puede abrazar mis tentáculos

tres años más de vidrios cortando en mis pies

y de sonrisas triturando corazones amanecidos

hoy hasta la muerte es demasiado ingenua para mí

seis voces mostrándome su mejor espalda

a la séptima le parpadeo en un ¿quién es usted?

una vez más

¿cómo se puede no serlo?

yo soy su búsqueda,

pero deja usted entreabierto un cajón de  oro galáctico.

 

El empaque vacío

 

Del dulce ya masticado y triturado

ya no guarda la pequeñez en la mentira de un día

Atravesado en diagonal por el gris,

se conserva agonizante

pero se balancea taciturno en una espera sin sonido,

¿quién reparará sus ojos quietos?

no presumiré de hacerlo

 los errores de las avispas no me asombran, ni me quitan el frío.

Ya lo sé, mi garganta de tierra seca

no conoce bóveda para deslizarse

cual serpiente, por el tiempo.

 

 

Mary Isabel García Avella

 

Nació en Tabio, Cundinamarca en 1985
 
Estudiante décimo semestre Licenciatura en Artes Plásticas y Visuales, Universidad Santo Tomás, Bogotá. Diplomado programación Neurolingüística. También es ilustradora artística.
 
En 2012, en la Localidad Candelaria de Bogotá, fue integrante de los Talleres de creación literaria y finalista de antología en la Primera maratón literaria. En 2014 fue ganadora del Concurso estudiantil nacional de poesía de la Universidad Santo Tomás.Integrante del Taller de Escritores Gabriel García Márquez de la Universidad Autónoma a partir del año 2012. 

Commenter cet article