Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

* CHEMIN SCABREUX

 "Le chemin est un peu scabreux

    quoiqu'il paraisse assez beau" 

                                        Voltaire 

VISITEURS

compteur

Publié par VERICUETOS

Poemas de primavera por Miguel Rodriguez, poeta y escritor peruano

 

*MARZO*

16 DE MARZO*

 

Ahora espontáneo

Como un quirquincho

Solar.

 

Ahora amazónico

Como una cerbatana

Primaveral.

 

Últimas láminas frescas

Del tercer día

De mistral.

 

Estaba sentado en la Fuente

Frente al Correo

Y una chica francesa

Me vino a saludar.

 

Por eso ahora arrecho

Como un quirquincho

¡De Iquitos o del Pará!

 

20 DE MARZO

 

En esta primavera griega

Como axioma y como ley

¿Qué leo hoy en pleno sol?

¿Proust o Wittgenstein?

Las metáforas vegetales

Las largas frases suculentas

De Marcel Proust

¿O una lección sobre el color

De Ludwig Wittgenstein?

¿Qué hago, Primavera,

Con sentimientos perfumados

Que recalan en mi ser,

Con rescoldos de mujer,

Voy al lago,

O tomo un café?

¿Sodoma y Gomorra

O Wittgenstein?

 

21 DE MARZO

 

¡Buenos días, Día!

¡Buenas noches, Noche!

 

Anoche sorbí la noche

¡Hoy día sorbo el día!

 

Bajando despacio y destructor

Bajando sigiloso y amador…

 

Por el erotismo

Por la poesía

Luna y Sol

Día y noche

Por mi locura personal

 

¡Buenos días, Día!

¡Buenas noches, Noche!

 

23 DE MARZO

 

Sillas en la terraza diáfana

Muchachas rubias sobre ellas

Bañadas de sol

Cabelleras moviéndose

Destellos de cerveza

En la terraza de la Tierra

¡De pronto sopla el viento!

 

27 DE MARZO

 

Salgo a la calle así,

Perplejo, delirante

Después del amor

Admiro la lluvia epicúrea

Admiro el color del cielo

¡Después del amor!

 

Me imagino filósofo

Paseando por una tarde

De la antigüedad griega.

Ando sin rumbo.

Compro carne.

Compro vino.

Visito a un amigo

Y nos tomamos

Unos vasos de ron.

Porque cuando salgo así,

Perplejo, delirante

Después del amor,

Tengo hambre y quiero hablar

Y visito y sonrío y brindo

¡Provengo del amor!

 

LA CIUDAD DEL AMOR

 

Cada día el rostro del cielo

Exige participación

Por eso es cómplice del sol

¡Cuánta mujer linda!

Todo es oleaje de sol

¡Cuántas posibilidades azules!

¡Cuántas palpitaciones de amor!

Camino por las calles empedradas

De la ciudad del amor

 

ANOCHE

 

Entre los actos de anoche

Prevalece el gusto terroso

Del Chinon

Disuelto con la divina crema

Del queso de cabra

El Chinon

Y la suelta y suave

Sesión de amor

Y los cuerpos suaves

Como la carne del asado

Con el Bourgogne Finot

Entre los actos de anoche

Prevalecen los banquetes

Y los vinos del amor

 

ABRIL

 

2 DE ABRIL

 

Al otro día,

¡Cambia el día!

 

Cambia el aire–vigor.

Cambia el cielo– vigor.

Cambia el sol– vigor.

 

El frío recoge sus banderas

Y cede terreno al calor.

 

El clima quiere amor,

¡Y nosotros vamos al amor!

 

Al otro día,

¡Cambia el día!

 

Y cambian y cambian

Los cuerpos del amor.

 

VISION

 

Vengo por esta calle sumida en sombra

Por adoquines y veredas calientes

Rue de l’Aumône Vieille restaurante Saigón

Contento después de almorzar y silbando

Desemboco en la Place des Tanneurs

Veo una fuente refulgente y un chorro

De agua refulgente que golpea el hierro

Que golpea la piedra

¡y le saca chispas a mi mente!

Veo una bicicleta refulgente

Amarrada al poste refulgente

En la esquina del hoy refulgente

Una chica barre la vereda de su tienda

Mientras yo veo el porqué secreto

Del hierro del agua y la piedra

Y veo el porqué secreto

Del sol

 

VIGOR DE ABRIL

 

Vigor de la tarde

En la manera exclusiva

De la puesta del sol.

 

Vigor en el delirio

De los colores

Que incendian el cielo.

 

Temperatura ideal

En Aix-en-Provence

El 13 de abril de 1992.

 

Yo resuscito con vigor

Degusto una copa de rosé

La Montaña engulle al sol.

 

 

BANQUETES DEL 18 DE ABRIL

En bicicleta vengo al banquete de Vietnam. Sirven aperitivos franceses mientras los pescados plateados se cuecen en las brasas. Discretas muchachas vietnamitas sazonan y agilizan los entremeses. Como y bebo, hablo y río, y en las puertas del verano, ¡qué maravilla sentirse feliz! Ya comí los pescados ahumados. Ya bebí los vinos franceses. Anochece. Monto en bicicleta, ¡y voy a otro banquete!

 

FINAL DE FIESTA

La luna como un farol. Bocanadas de humo celeste. Salgo a fumar cuando se acaba la fiesta. Los bosques azules. Las estrellas parpadean. Las cervezas se acaban. Las mujeres se van. Y se va el bosque, la luna, la estrella, la noche y se acaba la fiesta, ¡se va!

 

24 DE ABRIL

 

Una sola golondrina

Un solo cielo

 

Su chillido perfecto

La suavidad

De su vuelo

 

Yo quiero esa perfección

Y ese vuelo

FRESAS DE ABRIL

 

¡Fresas de abril!

¡Amigos míos!

¡Tarde de abril!

 

En el hedonismo de la tarde

En este vino sensual

¡Las ricas fresas de abril!

 

Tomo vino como fresas

Tomo y como

¡La tarde de fresas!

 

¡Fresas de abril!

¡Tarde de abril!

¡Vino y fresas!

 

SEXO MAYOR

Centro del día

Centro de la noche

Meandros de sombra

Meandros de sol

La vida la muerte

La luna el sol

¡Yo invito al sexo mayor!

 

MAYO

FUENTES DE NOCHE

 

¡La música del agua eterna en las fuentes de noche! ¡Y el nuevo día eterno a punto de florecer! ¡Índigo al amanecer! ¡Ahora cabelleras rojas y violetas en plena fosforescencia! ¡Ahora pincelazos de oro hirviendo! ¡Cantan los pajaritos cuando regreso borracho al amanecer! ¡Borracho como el cielo! ¡Ah! ¡Fuentes de noche!

TARDES DE VERANO

En la delicadeza

De las tardes de verano

Vuela el polen

Impulsado por el viento

El polen nos envuelve

Pienso en los pistilos

Quisiera ser el polen

Quisiera ser el viento

LA CIUDAD MEDIEVAL

 

Anoche el muro el torreón medieval

La noche medieval la ciudad medieval

Imaginé los crujidos de aquellos barcos

Con los cruzados que se iban a matar

Aigues Mortes a la doce de la noche

Olían las Salinas de Giraud

La Camargue

Olor espeso perfumado de pantanos

Olían los flamencos rosados

Los toros los caballos y el mar

Veníamos cantando en el carro

Anoche nuestras amigas lindas de anoche

Cecilia Bühler te voy a mandar este poema

En una tarjeta postal provenzal

Veníamos cantando en el carro

Maria Alsed Kim Sundström

¡Escribo esto para decirles que las amo!

Nuestras amigas lindas de anoche

Comimos reímos bebimos bailamos fumamos

¡Anoche fue la Fiesta del Mar!

 

Reseña Biografica

Miguel Rodríguez, peruano, poeta de poco verso y mucha prosa. Cursó estudios superiores en la UCV de Caracas en la época del oro negro, y en la universidad de Provenza (Francia). Ha publicado crónicas, comentarios y ensayos en la página web ciberayllu.org (Universidad de Missouri). Ha publicado la novela Leyenda del Padre (2001) y su traducción al francés La légende du Père (2011), el poemario Cadastro (2002), la novela Eva Nibelunga (2008) y el poemario Calcinación (2013). Algunos de sus grandes trabajos se publican en el blog de la revista literaria bilingüe español-francés, Vericuetos de París. Su obra poética es abundante y por el momento inédita. Comprende títulos como Sol ebrio, Penúltima bohemia, Fuentes de noche, Alpes Marítimos y otros. Actualmente reside en Peyrolles-en-Provence, encantador pueblo medieval, en el sur de Francia. 

Commenter cet article