Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

* CHEMIN SCABREUX

 "Le chemin est un peu scabreux

    quoiqu'il paraisse assez beau" 

                                        Voltaire 

VISITEURS

compteur

Publié par VERICUETOS

Fuentes de noche de Miguel Rodriguez

Tenemos el gusto de presentles a nuestros lectores y seguidores, extractos del libro Fuentes de noche, escrito por Miguel Rodriguez.

 

**ENERO**

 

TARDE DE ENERO

 

¡Elimino de un sólo bofetón esta idiota depresión de enero! ¡Fuáaa! ¡Zape depre! ¡Vade retro! En esta tarde de enero tan especial podemos apreciar, llenos de paz y sosiego, otro color del universo, otro color del cielo. Podemos eliminar la hez del latido vascular, cualquier cosa dañina, cualquier árbol vidrioso y, sobre todo, el óxido de la tristeza neurovegetativa con pedazos de botella en el tejido linfoide. Podemos concentrarnos en tí, tarde de enero, en tu oro azul, ¡en tu indiferencia! ¡En tu vuelo! ¡Yo soy enero!

 

AMOR DE LAS CALLES

 

¿Qué pensará mi cansancio en estas calles? ¿Qué pensará el metal del farol? ¿Qué pensará esa puerta labrada de la rue Chastel? Yo en el centro del amor de las calles, buscando su verdadera esencia, su verdadero color, cuando ya no pienso, cuando vuelvo a casa, cuando debo inventar el deseo. Amor de las calles. Rue Chastel. Amor hacia ese gato envuelto de luna, entre ella y mi sed.

 

TODO EL SANTO DIA DE HOY

 

¡Todo el santo día de hoy en la perfección de la cama, disfrutando de mi gran pereza! Dicen que nieva en ciudades vecinas como Montpellier, Orange, Avignon. Yo duermo y leo, leo y duermo. Ovidio, Krishnamurti, Platón, medio bostezante, ah, mis teatros de pereza y de sueño, ¡en la cama caliente! Me rasco las bolas, como se dice. Baudelaire, Francis Ponge, Nietzsche, ¡todo el santo día de hoy! ¡No salí! ¡Dormí! ¡Soñé! ¡Leí!

 

RUE MANUEL OTRA VEZ

 

¡Otra vez a mi caverna de la rue Manuel! Vuelvo volando, desempaco la maleta, me jode el invierno, me siento medio tristón. Cuando vuelvo así, bronceado y confundido, desde otro hemisferio por encima del océano, al cuartucho del amor, ¡los fantasmas de mis antiguas amantes comparecen en tropel! ¡Vade retro! ¿Qué escribo hoy? ¿Poemas sobre aquellos cuerpos amorosos, espléndidos? ¿Poemas de mis viajes, imitando a Blaise Cendrars? ¿Y hasta cuándo escribiré aquí, cuartucho de la rue Manuel?

 

RESTAURANTE

 

Aquí en el restaurante mastico concienzudamente los jengibres, destrozo y degusto los ajíes, la salsa agridulce sobre el arroz blanco, los camarones al vapor, los brillantes filetes de pescado… ¡Hoy fue gran día de sol! ¡Fui a correr! Después de la ducha, aquí estoy, en el restaurante, degustando los ingredientes y los pescados del amor.

 

LOS ACTOS FELICES

 

Escribo rápidamente a mi santísima capacidad… ¡Para los actos felices! Atravieso un frío delgado, casi benévolo, en la rue Mazarine, ¡y yo voy al cine! Me detengo en lo agradable de esta esquina. Saco mi libreta y apunto ésto. Contemplo encantado la Fuente de los Cuatro Delfines. Avanzo. Ahora escucho una música magnética y violenta… La ventana dorada, abierta… ¡Allá! Muy buenas noches, querido Beethoven, ¿qué tal? ¡Yo voy al cine!

 

LLUVIA DEL 21 DE ENERO

 

Ahora llueve y llueve. Yo fumo y llueve. Un ángel de la lluvia hace que me burle del frío, que vaya rumbo a la calentura de los pies en la casa… ¡Una oración para esta lluvia de enero! ¡El material interior y los ladridos sinceros de mi último amor! Y a través de la belleza húmeda de la lluvia, esta lluvia linda, esbelta, ¡voy hacia la chimenea! ¡Hacia un vaso de ron!

 

FEBRERO

 

HOY

 

¡Hoy! ¿Cuántos días de hoy? ¡Mañana ausente! ¡Yo soy el ausente! Gasto y gasto, casi con saña, unos francos ridículos. Salgo al encuentro del día, en busca de terrazas soleadas, huyendo del horripilante trabajo… ¡Camisa de manga corta, protegido por el calor de febrero! ¡Alegre y magistral es el hoy! ¡Grandes días de hoy en el Hoy! Al despertar, un baño de silencio astral. A la una, el suculento almuerzo. A las tres, la santidad de la siesta. A las cinco fui a correr. Regresé relinchando, sudando, feliz hacia los brazos del inmenso día de hoy… ¡Ayer ya se fue! ¡Mañana es hoy! ¡Hoy es siempre! ¡Y yo soy el ausente!

 

LA VIDA FELIZ

 

¡La vida feliz! ¡Ahorita feliz! ¡A ratos o de vez en cuando! ¡Eso que no puedo contar! ¡Ahora y aquí! ¡Y punto! No vale la zona de ideas o juicios, no vale la mariposa negra de la duda mientras participe yo, como hoy, del verbo solar… ¡Ahora y aquí! ¡Mañana no sé! Estos lapsos de vida feliz no se pueden cambiar, ni comparar, ni mucho menos inventar… ¡Salud de animal y sin plata! ¡No me hablen de plata que plata no hay! ¡Ahorita feliz! ¡Y todos los amores al viento!

 

COSMOGENESIS

 

¿Quién habla con voces de invierno? ¿Quién habla de cosas opuestas? ¿Quién habla de victoria o derrota cuando conviven el sí con el no, con lo mejor, lo peor o lo mismo? ¡Todo está dentro de todo! ¡Todo es lo mismo! ¡Nada es igual ¡Diesciocho grados centígrados! Hoy, 6 de febrero, postulo a la memoria nueva, a una nueva forma de fluencia. El amigo cavernícola es el vestigio de algún yo… ¡Ah, qué belleza! ¡Soy un cavernícola tirado en el pasto, recibiendo el sol, una espléndida tarde del paleolítico en primavera!

 

8 DE FEBRERO

 

¿Cuántas tardes? ¿Cuántos sábados idénticos y nuevos en la Plaza? Un coro de evangelistas inspirados la hacen levitar con su canto, pintan con un barniz nuevo a la misma tarde, a la misma tacita de café, a la misma Plaza. Niños. Clochards. Simpáticos perros. Mujeres. Seres idénticos y nuevos en la misma Plaza.

 

ASPECTOS DE SOLEDAD

 

Hoy quiero pronunciar el aspecto fecundo de mi soledad. He aquí el paisaje: vagabundos borrachos y guitarristas callejeros improvisan una fiesta alrededor de la Fuente. Yo salgo del Bar y veo esto como una alucinación en la noche de febrero. Digo soledad de las esencias, fecundidad saludable, no miento.

 

DOMINGO 9 DE FEBRERO

 

Paz al vuelo.

El mirlo negro

Da brinquitos

En la rama.

 

Paz en el matiz

Acero puro

Del cielo

¡Paz!

 

Por primera vez

Veo de verdad

El árbol de febrero

Paz también…

¿O es pura sensación?

 

Aire seco.

Doblan las campanas

De la Place des Prêcheurs

Y grazna un cuervo

Al vuelo.

 

 

11 DE FEBRERO

 

Revolotea en mi mente

Como una golondrina

El poema que ayer perdí

En el laberinto de la borrachera

Tal vez no necesitaba ser escrito

¡La golondrina era el poema!

¡Y el cielo mi mente!

 

 

14 DE FEBRERO

 

Llegó la hora

Paloma aérea

Tuerce el ala paloma

Y vuela

Llegó la hora

Del viento

Llegó la luna

Creciente

Y el mistral de siempre

Como la paloma aérea

Como mi corazón lunar

Como mi corazón demente

¡Vuela!

¡Paloma vuela!

¡Tuerce el ala!

¡Tuerce al viento!

¡Vuela! ¡Vuela! ¡Vuela!

 

 

15 DE FEBRERO

 

¿De dónde viene la gracia, esta sensación? No hablo de devoción, religión, sino de un estado altamente místico. La gracia real. La gracia solita. Estoy en el trabajo. Trabajo despacio y no pienso. Todas las complicaciones se desvanecen, y de pronto, como un pajarito azul, ¡asoma  la nitidez de mi santidad! ¡Soy santo y no pienso!

 

BRILLO DEL 17 DE FEBRERO

Al cielo

Más puro.

A la claridad

Torrencial.

Al mistral.

Al duende

Al cisne

Al león

De la Fuente.

Al color

Al vino

A la mujer

A la ciudad

Al brillo

¡Brillo! ¡Brillo! ¡Brillo!

 

22 DE FEBRERO

 

Cuando estoy atento al fulgor del instante

Cuando de nuevo me seduce el sol

Cuando se acaba el placer

Y se evaporan los cuerpos recientes

Cuando se acaba esa forma del amor

¡Una flor de sol!

¡Otra noche de amor!

Porque cuando estoy atento al instante

Y cuando la luz se arrodilla

Soy la rodilla

Del sol

 

26 DE FEBRERO

 

Cielo suelto

Puerta

Abierta

Pino verde

 

No se sabe si

Habrá tormenta

Grama seca

Carne asada

 

El vino se acabó

Y yo no suelto

Al cielo suelto

Con su puerta

Y su rama

 

¡Pino verde!

¡Cielo verde!

                                                                                Les Jipières-La Boisse

 

27 DE FEBRERO

 

Que juegue el fuego

Que juegue y ¡lleva!

 

Tres troncos rojos

O preámbulo de amor.

 

Papel de nieve o luna;

Tinta negra. Whisky.

 

La voz de las llamas

Es melodía de amor.

 

Que juegue el fuego

¡Que juegue y lleva!

¡Lleva! ¡Lleva! ¡Lleva!

Commenter cet article